Viernes, 14 de mayo de 2010

Puente de la Virgen de los Peligros. Murcia
FOTOGRAFÍA: Luis González. Puente de Los Peligros. Murcia
(clicando la foto navegarás por la galería de Luis González)
Gracias por querer compartir tu arte con mi poesía

Miss Soledad

"Si se ha acabado el día, si ya no cantan

los pájaros, si el viento rendido ha flojeado,

cúbreme bien con el manto de la sombra,

como has cubierto a la tierra

con el sueño..."

Rabrindranaz Tagore  "Ofrenda Lírica" cl. 24  


Ahí va, la Dama de las basuras,

Condesa de Luna,

excelentísima abogada de la vida

en los duros años de pobreza.

Máximo exponente de la belleza

del treinta y cinco en Cartagena,

miss de los gatos,

miss de los perros,

miss de sus kilos de cartones,

miss de los cartageneros,

miss de las minas de La Unión

de otras tantas en Mazarrón,

miss de los mineros,

miss de refinada y exquisita educación.

Miss con chofer de ida y vuelta

para su enjuto cuerpo,

miss de la Soledad

del Barrio del Carmen,

de Trapería, Santo Domingo

y el Puente Viejo

que la obligaba a santiguarse

por el camino de regreso

a ninguna parte.

Propietaria de esto y aquello

en el más puro silencio.

Doña Pura de Luna: madre.

... Madre no hay más que una,

de su sombra con apellidos y nombre

aristocráticos,

ella y su sombra hecha hombre,

del brazo,

realidad y leyenda entre las gentes,

arcano,

secreto bien guardado,

te llevaste de escaso equipaje

tus jóvenes andanzas madrileñas,

el cómo, el por qué y el cuando

decidiste vivir como indigente

sin llegar a pedir limosna.

Purificación, de cuerpo presente

esperó a que bajara la Virgen

de la Fuensanta

y no me sorprende

que tan sólo treinta humanos

de alma carmelitana

fueran a despedirte.

Y nosotros,

herederos de tu historia,

herederos de tu sombra,

herederos de tus basuras,

de tu aparente locura,

herederos de tus entrevistas,

herederos de tus parques,

de tus rincones de Murcia.

Herederos, querida Doña Pura

de su título de Condesa

de la inmensa Soledad,

su leyenda viva,

su viva realidad.

Espero que Dios le premie

con unas zapatillas nuevas

para que pueda usted recoger

los kilos de plumas

que pierden los ángeles

cuando agitan sus alas,

que Dios se encargará de hacer

almohadas para los pies

de los indigentes del mundo.

(c) Mercedes Piqueras Mateo 


 Uff, ¡¡¡anda que no ha llovido desde entonces!!!. Por aquel tiempo (2001 fecha del artículo en prensa) vivía en Murcia y junto a un grupo de grandes amigos y poetas como Isabel Giménez con G (D.E.P.), Carlos Gargallo, Juan Manuel Díaz (recitador), Antonio Pons Vila (actor) y Mª Dolores Orenes, entre otros, colaborábamos en ONDA REGIONAL DE MURCIA, en el programa de "La Edad de Oro". LA TARDE DE LOS POETAS... ¡qué bonitos recuerdos!, hacíamos un teatrillo, recitábamos poesías, contábamos anécdotas y echábamos unas risas.

Por motivos de trabajo mis colaboraciones eran quincenales y hubo un tiempo en que desgraciadamente fallecían personajes muy conocidos de todos. En concreto, el personaje al que está dedicado el poema MISS SOLEDAD y que hoy he rescatado de internet por medio de EL TARÁNTULO, un chico de Murcia que (supongo yo) llegaría a mi web y le causaria impresión. Lo cierto es, que al personaje femenido de "La dama de las basuras" yo lo había visto escasas veces cruzando por el Puente de Los Peligros de Murcia del brazo de su hijo. La historia tal como se dibuja el poema, es la ofrecida por el periódico los días posteriores a su muerte. Algunas verdades y mucho de fabulismo rodeaban a esta misteriosa mujer que procedía de la alta aristocracia madrileña. Condesa de Luna, Doña Purificación, parece ser que de joven cometió alguna locura y quedó encinta. Decidió tener a su bebé y criarlo ella solita, pero debido a lo mal visto que estaba entonces ser madre soltera, el padre la envió a Murcia. Era terrateniente y poseía unas minas en Cartagena e incluso llegó a ser Miss de Cartagena en el 1935. Tenía la carrera de abogada. No se sabe por qué misterio de la vida escogió vivir como si fuera una indigente (recuerdo que decía el artículo del periódico que su padre no le daba ni un duro) y recogía cartones por todos los barrios de la capital, teniendo su sede en el Barrio del Carmen. Si bien todo el mundo la conocía, al sepelio apenas acudieron 30 personas y algunos interesados en "comerle el tarro a su hijo para administrar su herencia". Doña Pura  siempre cargaba con una bolsa de basura negra y decían las malas lenguas de entonces que llevaba en ellas las escrituras de sus propiedades.

Sea como fuere, quedó inmortalizada en mi poema como MISS SOLEDAD. (D.E.P.)

Dando un paseo por la red, no encontré más que referencias hacia un libro que se llama "LA DAMA DE LAS BASURAS" de Alba de Luna, pero el nombre de la autora aparece también como Alba Calderón. Desconozco si guarda relación alguna con mi Doña Pura o si es una mera casualidad.


En mi vieja web "LO QUE OTROS HAN ESCRITO SOBRE MÍ"


Tags: dama, basura, poema, poesia, condesa, luna

Publicado por dragonaza @ 19:07  | RESCATE DE POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios