Lunes, 11 de octubre de 2010

?

El cuento de Pedro Catorce contado por mi abuelo, me hac?a sentirme especial. Mi abuelo era como un pozo de sabidur?a de la cultura popular. De ah?, que he aprendido muchos refranes de o?rselos decir a ?l.

En el art?culo anterior se adelantaba el cuento titulado "Pedro Catorce". Como en mi memoria no hab?an suficientes datos para configurarlo, he estado escudri?ando en la red y he encontrado una web donde se recogen CUENTOS POPULARES (1) D. ?ngel Hern?ndez Fern?ndez recopil? esta versi?n del cuento, que fue recogida en la ciudad de Mula (a pocos kms. de Las Torres de Cotillas) a la Sra. Juana L?pez Fern?ndez, por las hermanas Ana Vanessa y Silvia Chumillas Fern?ndez all? por el a?o 2000.?

?Ni yo misma lo hubiera hecho mejor! pues est? escrito tal cual lo hubiera contado mi abuelo, con ese deje murciano-panocho caracter?stico de nuestros mayores.

Os deseo una ?feliz lectura! y a mi familia ?un feliz recuerdo!.

?

Pedro Catorce

?
Hab?a una vez una mujer que estaba embaraz? y no daba a luz. Pasaban los meses y los a?os y, por fin, a los catorce a?os dio a luz un ni?o que naci? grande, fuerte y con barba. Y le pusieron por nombre Pedro Catorce.

Era una familia humilde. Y su madre le dijo un d?a:
-Hijo, te tienes que ponel a servil.

Y entonces se enteraron que hab?a un campesino que estaba buscando un trabajador. Y le dijo el campesino que se fuera con ?l a labrar con las vacas. Y Pedro Catorce le dijo:
-Bueno, vamos a ajustal lo que me tienes que pagal... ?Te parece bien la manutenci?n y que cuando me vaya darte una pat? en el culo?
Entonces el jefe se puso contento y pens?:
"Bueno, qu? bien: me va a salil barato."
Y dijo ya fuerte:
-Ma?ana bien tempranico te quiero aqu?.

?

Pedro Catorce estaba all? a la hora acord? y enganch? las vacas al arao y empez? a labrar. Llega la hora del almuerzo y con la criada que ten?an le manda el almuerzo normal pa una persona. Y le dice Pedro Catorce:
-?Pos qu? es lo que me traes?
-Pos un almuerzo.
Y dice Pedro Catorce:
-Yo me he ajustao aqu? por la manutenci?n y no es para pasal hambre. Dile a tu jefe que luego me traiga una olla llena, grande, de recao para comel, que yo as? con esto no como n?.

?

Bueno, entonces se lo dice a la jefa y a la hora de comer la criada le trae comida como para seis o siete. Y ?l otra vez le dice:
-Esto no es n? pa m?. Dile que me haga una arroba de patatas, diez kilos de arroz, diez kilos de garbanzos, diez de alubias: t? eso juntico.

?

Y la criada le dice a la jefa:
-Mira, que me ha vuelto a decil que es poca.
Y le dice la jefa:
-?Madre m?a, que nos va a arruinal!

?

Pedro Catorce sigui? labrando. Entonces pas? por all? un gigante y le dijo que se iba a un torneo a Madr? y que si ?l aprovechara se iba con ?l. Y dice Pedro Catorce:
-?Qu? tengo yo que hacel?
Y dice el gigante:
-Mira.

?

Entonces cogi? el gigante el caballo con el que Pedro Catorce estaba labrando y lo levant? parriba de una pat?. Y dice Pedro Catorce:
-?Eso es lo que t? haces? Eso lo hago yo.

?

Entonces cogi? la vertedera del arao y levant? a las dos vacas con el arao parriba. Entonces dice el gigante:

-S?, s? aprovechas, s?...

?

Y se fueron los dos al torneo. Y all? hab?an caballos y toros, y sale el gigante y levanta un caballo parriba y t? el mundo aplaudiendo, ech?ndole dinero, haciendo palmas... Y enseguida le tocaba a Pedro Catorce; y le echaron un toro mu grande, de muchos kilos, y toda la gente dec?a:
-?Lo va a matal! ?El toro lo mata!

?

Entonces se va Pedro Catorce pal toro y el toro pa ?l, y Pedro Catorce lo agarra por los dos cuernos y lo jarra por la mitad y se queda con medio toro en cada mano. Y la gente ya ?unos palmer?os!, y ech?ndole ya dinero que pa qu?.

?

Y t? eso sali? en los peri?dicos y su ama lo vio, y ya llorando asust? por la pat? que le iba a dar a su mar?o. Y dice el mar?o:

-No te preocupes, ya ver?s c?mo ya lo mando a hacel cosas y no me hace n?.

?

Cuando acaba el torneo, dice Pedro Catorce:
-Yo me tengo que il a cumplil con mi jefe.

?

Y tiran por un camino mu largo, mu largo y entonces se les hunde el caballo en un bujero. Y prueba a sacarlo el gigante y no puede. Y entonces coge Pedro Catorce de un brazo y lo saca y se hace un bujero mu grande. Y dice el gigante:
-V?monos de aqu?.
Y dice Pedro Catorce:
-No, yo voy a bajal a vel lo que hay.

?

Y hab?a un m?gico de esos y les da una vara m?gica y les dice:

-Pa subil arriba del bujero le dec?s a la vara que os suba parriba y os sube; y si quer?is le pod?is pedil otras cosas.

?

Y entonces se lo dicen y suben. Y luego dicen:
-?Qu? le podemos pedil?- Y dicen:
-Pos vamos a pedirle una mujel mu guapa y joven.

?

Entonces le piden a la vara una. Y dice el gigante:
-?sta es para m?.
Y dice Pedro Catorce:

-Pos yo voy a pedil otra pa m?.

?

Y se la trae todav?a m?s guapa y m?s joven. Y dice el gigante:

-Bueno, me voy. Lo que pasa es que este caballo est? mu viejo, as? que voy a pedil uno negro y feroz.

?

Y se lo pide y se monta en el caballo nuevo con la mujer y se va, y Pedro Catorce se queda con la otra mujer y con el otro caballo. Y dice:
-?Pa qu? quiero yo a la mujel?

?

Y la deja en una taberna y se va a ajustar cuentas con su amo. Y llega all? y primero echa por el bancal por ver si estaban las vacas, pero como no estaban se va a la casa y all? le dice el jefe:

-Tengo un trabajo para ti: tienes que il al fin del mundo en un barco pa que te den una herencia de mi t?o.

?

Y el jefe ya hab?a acordado antes con los marineros que cuando estuvieran en medio del mar tiraran a Pedro Catorce.

?

Cuando estaba en el barco vio a los marineros hablarse al o?do y empez? a recelar. Y se li? a tirar a los marineros y se qued? solo en el barco. Y entonces se fue otra vez pa la casa de su jefe y dice:

-?Pa qu? me voy a dejal yo aqu? el barco si sirve pa le?a pal horno o pal fuego de la lumbre?

?

Y se lo carg? al hombro y se lo llev?. Y cuando lo vieron llegar con el barco, dice la mujer:

-?Madre m?a! ?Cuando te pegue la pat? te va a matal!

?

Y dice el mar?o:

-No te preocupes. Si le voy a dal otro trabajo...

Y entonces le dice:

-Haz un pozo mu profundo de no s? cuantos metros.

Y dice Pedro Catorce:

-Venga, prepara el material.

?

Y hacen el bujero y ?l se mete al fondo y se espatarra. Y venga a tirarle piedras, cemento y yeso pa enterrarlo, pero ?l las colocaba mu deprisa y no le enterraban. Y enseguida llega arriba con el pozo terminao; y entonces le dice a su amo:

-?Qu? m?s tengo que hacel?

Y le dice el amo:

-Ya he hecho t? lo que he pod?o pa librarme de ti y no he pod?o, as? que dame la pat? en el culo y ya est?.

Y dice Pedro Catorce:

-No se la voy a dal mu fuerte.


Y se la da y sale volando y rompe siete cielos, y todav?a no ha bajao. Y color?n colorao, el cuento se ha acabao.

?

?

(1) HERN?NDEZ FERN?NDEZ, ?ngel. ?El cuento del fortach?n en el folklore y La literatura?. Culturas Populares. Revista Electr?nica 2 (mayo-agosto2006), 16 pp.
http://www.culturaspopulares.org/textos2/articulos/hernandezf1.pdf
ISSN: 1886-5623



Tags: Pedro, catorce, cuento, abuelo

Publicado por dragonaza @ 8:28  | ANTA?O
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios