Domingo, 31 de julio de 2011

?

Esta noche tuve un sue?o, agradable y simp?tico. En ?l me ve?a que hac?a el recorrido del colegio y casi que por un milagro de no se sabe donde, pude sentir un olor caracter?stico de la zona.

Esto me ha hecho pensar en otros olores que os describo a continuaci?n.

?

El olor al que hago referencia en el p?rrafo anterior era muy fuerte, pero agradable. Seg?n la estaci?n del a?o ol?a diferente. As? pues los muros del patio de la f?brica de Beltr?n en la calle San Antonio, dejaban pasar a los caminantes olor a alcachofa, a naranja o al melocot?n, todos ellos preparados para conserva.

?

El olor a flores del jard?n de mi abuela. Todos los d?as hab?a un aroma diferente. Claveles, geranios, jazmines a los que adoraba y pon?a unas peque?asflorecillas sobre la mesilla de noche que perfumaban la habitaci?n. Ol?a a hierbabuena y a tirujina, que la utilizaba para los michirones o contra los mosquitos. A laurel. A rosas, como esas de las postales, rojas y aterciopeladas. De colores casi imposibles porque mi abuelo le hac?a los injertos. Y por la noche, en la fresca de la puerta, mi abuela era la envidia de la calle y ella como un pavo real, se enorgullec?a cuando alguien le preguntaba: ?Morena, qu? es ese olor tan rico, es de tu jard?n? - Si nena, es del gal?n de noche... Perfumaba toda la calle Cartagena.

?

Esta soy yo de peque?a en el jard?n de mi abuela. El jard?n creci? como tanto que no exist?a ese espacio donde estoy pisando

?

Ni qu? decir que el olor de la panader?a del Ranco. Este olor alimentaba ya desde la curva de la calle Ant?n Tobalo hasta la Ermita de la Cruz. Pero antes de llegar all?, yo recuerdo que estaba la tienda de la Se?orita Alejandra. Aquella tienda rezumaba olores de antiguo, de hilos que llevaban all? 20 a?os sin usar, de botones, de puntillas y de cuantas cosas puede tener una mercer?a. A tijeras de la marca "Los 3 claveles".Sal?a una se?ora con los pelos muy cardados, educada, fina. De seguro que ten?a el bot?n que necesitaba mi madre. Y las calcetas esas que nos pon?an hasta la rodilla. ??Uff!! ?qu? tiempos!

?

Antes mencionaba la Ermita de la Cruz. Me trae a la memoria olores de flores, olores de manzana de caramelo. De almendras garrapi?adas. De ropa nueva, ya que era como un ritual estrenar la ropa el d?a 3 de Mayo. Olor a velas y azahar de los huertos de la calle de la rana. Olor a el humo ese que echaban por el escenario los cantantes. Olor al polvo que levantaba la gente al bailar el paso doble en la explanada de Pi?ero (el de la bicis) y olor a p?lvora de los cohetes.

?

Ol?a a barniz, a boina de fieltro y sombrero de paja del abuelo, a pinturas, a maderas. Tambi?n ol?a a Navidad, aunque fuera el mes de julio, ya que esta familia montaba un grandioso Portal de Bel?n para delicias de todos los torre?os. Ol?a a Ferreter?a Alegr?a.

?

Recuerdo, siguiendo la ruta desde la casa de mi abuela hacia el interior del pueblo, ya en la calle Mayor, la tienda de "La Rada", una peque?a tienda, como en una habitaci?n del entrar de la casa, que ol?a a chuches, a chicles de fresa y menta. A peque?os juguetes de pl?stico, a revistas de ganchillo, a tebeos. A palo de regaliz. A cartucho de pipas. Un duro de los de franco en los 70 daba para muchas cosas.

?

No quiero dejarme olvidada "La Anto?ica de la Olaya" igual de buena que la citada en el p?rrafo anterior, pero esta se encontraba en la Calle Mula.

?

Detr?s del Ayuntamiento, ol?a a libronuevo, ol?a al perfume de su bibliotecaria Rosita. A pintalabios. Hab?a olor a peri?dico viejo. A silencio y a m?quina de escribir en el despacho. A cuentos de Tint?n, La Saga de los 5, Capit?nTrueno, a misterio de ?gatha Christie, a Bolet?n Oficial delEstado. Mi querida Biblioteca.

?

Y siguiendo hasta casi la puerta del desaparecido Cine Carrillo, estaba y sigue estando la Iglesia. Olores a vela, a traje nuevo de la comuni?n, a misa de Gallo, a Semana Santa, a ceniza de un mi?rcoles, a Ostia Sagrada. A penitencia.

?

Una chispa m?s abajo, otro kiosko, elde "la Dolores de las pipas". Yo ya la conoc? con ese nombre. Aunqueyo la recuerdo m?s por las casta?as. Y la Helader?a del Chispa junto a la Iglesia me trae el olor a una jukebox que te cantaba "Si tu me dices ven, lo dejo todo, si tu me dices ven, ser? todo para t?..." de Los Panchos, y de Paloma San Basilio la de "juntos, un d?a entre dos, parece mucho m?s que un d?a..." mmmmmmmmm ?qu? recuerdos!.

?

Las calles por donde actualmente se ubica el Hogar de las personas mayores y el Colegio Cervantes, me traen olores de mercado, de mis abuelos gan?ndose dos duros con un manojo de acelgas, una atadilla de ajos o r?banos, a barro del bancal en los alpargates, a patatas nuevas, a melocotones (los de ahora huelen a pl?stico), a uva. (Tengo los bellos de punta).

?

Y un poco m?s arriba, en la explanada donde ahora se celebra el mercado, estaba el cementerio. Los cipreses, toda clase de flores naturales (ahora huele a flor de pl?stico), a cirio, a recuerdos, a luto.

?

Quiz?, porque a?oro todos estos recuerdos, tengo grabados estos olores. Y cuando paseo por mi pueblo de Las Torres de Cotillas, puedo olerlos todos, creanme ustedes.

?

?

Copyright ? 2011 - MercedesPiqueras Mateo


Tags: olores, flores, fiestas, personas de mi infancia

Publicado por dragonaza @ 8:06  | ANTA?O
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios